Hablar de la industria de la historieta se ha vuelto un lugar común  muy barato, cualquier persona se lamenta de “la gran perdida de la industria” y otros tantos se envuelven en banderas nacionalistas intentando ser el Juan Escutia que salve el honor de dicha industria, sin recordar que el “heroíco acto” del susodicho cadete,  resulto totalmente inútil y además completamente falso, (pero nos queda el símbolo heroíco de la insensatez bravía que tenemos como mexicanos). Esto no es exclusivo de los mexicanos en el 2009 hubo una discusión similar en algunos blogs españoles (Pueden leer dicha discusión aquí 1, 2 y 3, van en orden de aparición ), al final, el derrumbe de dicha industria era inevitable, debido al esquema de producción que manejaban, que los llevo a una incapacidad de adaptación a nuevos retos y tiempos. Para entender esto habría que desglosar ciertos puntos y tener una visión un poco más amplia del fenómeno editorial de la historieta de masas, así que como dijo nuestro cuate Jack ( aquel ingles que diseccionaba mujeres de la vida alegre), “Vayamos por partes”:

¿Que es una INDUSTRIA?

Definicion del RAE:

industria.

(Del lat. industrĭa).

1. f. Maña y destreza o artificio para hacer algo.

2. f. Conjunto de operaciones materiales ejecutadas para la obtención, transformación o transporte de uno o varios productos naturales.

3. f. Instalación destinada a estas operaciones.

4. f. Suma o conjunto de las industrias de un mismo o de varios géneros, de todo un país o de parte de él. La industria algodonera. La industria agrícola. La industria española. La industria catalana.

~ pesada.

1. f. industria que se dedica a la construcción de maquinaria y armamento pesado.

de ~.

1. loc. adv. De intento, de propósito.

En base a esta definición, encontramos que la Industria historietil forma parte de un gran conglomerado que se le conoce como INDUSTRIA EDITORIAL, en la cual se encuentran los que publican libros, revistas, periódicos o cualquiera que su negocio, económicamente hablando, provea contenidos impresos, esta concepción original de industria esta sustentada en un SISTEMA DE PRODUCCIÓN,que le otorga a un empresario o fabricante una estructura que facilita la descripción y ejecución de un proceso productivo; es decir, es la automatización de la producción en sí misma. Un sistema de producción también implica facilidades para la definición de reglas, mecanismos para acceder a una o más bases de conocimientos y datos; especificar una estrategia de control de cómo cada regla debe ser procesada y así resolver conflictos que puedan presentarse.

Teniendo claro esto pasemos al siguiente punto:

BREVE ( MUY, MUY BREVE) HISTORIA DE LA INDUSTRIA MEXICANA DE LA HISTORIETA

A pesar de ser un lenguaje que surge a mediados del siglo XIX, la historieta era presentada dentro de otro medio, los periódicos, es decir formaba parte del negocio de los periódicos, aparecia en forma de tira o en suplementos dentro de estos impresos, es hasta 1934 con la aparición del Paquín que la historieta obtiene su propio formato, es decir que se convierte en un producto por si mismo, por lo tanto empieza a tener encima las reglas de la industria sobre si, antes, un periódico se publicaba con o sin historieta, ahora este producto debía sostenerse economicamente  y generar su propio sistema de producción. Al principio se alimento de material producido en Estados Unidos, pero al crecer la demanda por este producto y la carencia de material extranjero, se empezó a producir material nacional que cubriera las necesidades de este producto.

Al surgir de la industria del periódico , las reglas de esta se le impusieron al nuevo producto, así que empieza saliendo los domingos y poco a poco se convierte en publicación diaria, lo que genera un sistema de producción y realización muy estricto y estipulado, las paginas se componen de dos cuadros (máximo 3), los artistas realizan un trabajo a destajo, similar a los periodistas, se les paga por pagina dibujada o escrita, se tiene que entregar en tiempo y forma, los tiempos de impresión, los comerciantes que venden el producto y, principalmente, el consumidor de dicho producto no espera.

Este naciente negocio desconoce la temática o el contenido comercial, desconoce cual es el gusto por un público ávido de material que lo distraiga del pasado inmediato, habitantes de un país que empieza a establecer su sistema de gobierno despues de una revolución y de multiples guerras caudillescas en busca del poder. los editores aceptan cualquier tema, empiezan a experimentar con generos; el drama y el humor empiezan a despuntar, autores como Butze y Araiza con sus divertidas aventuras comparten espacio con Marín y Gutierrez y sus dramas arrabaleros de rompe, rasga y moquea. Poco a poco el consumidor final delimita sus favoritos, define sus preferencias, el Drama, el humor y la aventura invaden estos libritos de tamaño aproximado a un cuarto de tabloide con 48 paginas en papel periodico  y tinta sepia ( ambos sobrantes de lo que se usaba para la impresión de los periódicos, de hecho se imprimia en sepia porque se usaba el sobrante de tinta que caia de las maquinas,así se abarataba el costo, pero la tinta ya estaba muy diluída), y poco a poco esta “hija” de los periódicos, supera al padre en ventas y llega a dominar el negocio editorial mexicano durante varias décadas.

La evolución de este mercado ocasiona que a mediados de los 50 existan títulos propios de esos personajes favoritos del público ( Los Supersabios, La Familia Burrón, El ingenuo ricardín), a su vez se empezaron a explotar los títulos genericos de romance y drama, (Lagrimas y risas, ayudeme doctora corazón), y los aventureros ven nacer su nombre en la cabeza de una publicación ( El Charro negro, Santo el enmascarado de plata), surgen nuevas editoriales, ya no se publica diario, ya no son historias de 6 paginas, ahora son revistas de 32 paginas dedicadas a un personaje o varios, el tamaño crece a medio tabloide ( las rotativas estaban hechas para periodicos), y se establecen a rajatabla las reglas del sistema de producción:

Salir a la venta cuando este estipulado ( semanal, quincenal o mensual)

Mantener un costo bajo de producción

Venta masiva ( una historieta que vendia menos de 50´000 ejemplares, la cerraban pronto)

Contenido que no rompa los lineamientos editoriales

Una de las condicionantes de la industria era mantener a toda costa la producción, esto obligo a los dibujantes a desarrollar los “Estudios” para poder cubrir la cantidad de paginas necesarias cada semana, así se establece que en un estudio había : Un trazador, un fondista, un vestuarista, un dibujante de figura humana y un letrista, en algunos casos hasta un entintador, son muy pocos los casos de autores completos en esa época en nuestro país, German Butze, Rius, José G. Cruz, Hector Macedo, el pollo Solís, y algunos otros que marcaban un sello personal en su obra, al punto de que si ellos por alguna razón no la realizaban, de inmediato la gente dejaba de leerla o simplemente desaparecía la publicación. El negocio que representaba la historieta en nuestro país era  de muchos millones de pesos, y los empresarios no estaban dispuestos a perderlos, por lo cual resultaba más conveniente publicar títulos genericos o revistas donde el dibujante principal dependiera de un estudio, así podían garantizar la producción constante.

Otro factor importante para este negocio era el SISTEMA establecido por el gobierno para controlar las publicaciones, por un lado la Unión de voceadores lograba que existiera un puesto de revistas en cualquier esquina que hacía accesible el producto para cualquier persona y era una parada obligatoria para cualquier persona, ir al puesto era como ir al oxxo en la actualidad, a esto sumenle que el gobierno controlaba la distribución de papel para las editoriales por medio de PYPSA, una forma de control que si las editoriales obedecían los lineamientos gubernamentales les garantizaba un bajo costo en este primordial insumo, y la Comisión Calificadora de revistas que era el mediador entre las editoriales y los grupos de presión, ( si quieren saber más sobre la Unión de voceadores denle click aquí y sobre la Comisión aquí)

Las ganancias de la historieta forjaron imperios como los De La Parra (EDAR/VID), Novaro,o los Flores (EJEA), fueron negocios muy exitosos, basados en una producción estricta y a un sistema claro y funcional, cumplieron a la perfección los lineamientos de un sistema de producción , del gobierno y del negocio.

¿TON´S QUE FUE LO QUE PASÓ?

Esto funciono a la perfección durante varios años, pero al paso del tiempo, este sistema empezo a degenerarse en títulos carentes de personalidad, donde el nombre de uno delimitaba a todos ( los “Sensacionales”) y se perdío paulatinamente esa relación personaje-lector que generaba fidelidades y habitos de compra. así al llegar a finales de los 80, existían circulos viciosos imposibles de romper. Por un lado las editoriales no querían salir de ese sistema que tanto dinero les había redituado, muchos artistas desconocían otro camino que el de producir a destajo argumentos que les eran entregados semana a semana, mientras el público prefería disfrutar del entretenimiento pasivo y gratuito que les proporcionaba la Televisión. Por lo tanto los editores no arriesgaban nada, los artistas  se aferraban a la seguridad de un sueldo y los lectores cada vez eran menos

Sin embargo este sistema era muy poderoso y se mantuvo varios años más sin percatarse de su parsimonioso derrumbe, simplemente se iban cancelando títulos que no cubrían las ganancias necesarias, y no se sustituian con nuevos productos, el sistema hacía muy arriesgado el colocar títulos o personajes nuevos en los puestos, si los títulos antaño exitosos no se vendían, cuantimenos productos nuevos.

Imaginense a un hacendado muy poderoso, que durante años ha sembrado sus tierras obteniendo de ellas grandes cosechas, al paso del tiempo la tierra deja de producir lo mismo que antes, y en vez de analizar que pasa con la tierra, el hacendado empieza a despedir a sus trabajadores, y a los que quedan les pide que cumplan con el trabajo de los que se fueron y generen la misma cantidad de cosecha que antes, los trabajadores lo intentan pero  desconocen la labor que realizaba el otro labriego y simplemente buscan repetir lo que ellos hacen normalmente, ellos echan la semilla, no tienen ni idea de como arar la tierra. Hasta que un día el patrón se levanta de su cama, y se percata de que ya no le quedan mas que un par de trabajadores, un cúmulo enorme de tierra seca e infértil, todo ese poderío de antaño se ha reducido a una pura fachada, posiblemente divida su terreno y empiece a construir casitas para rentar, o lo rente de parque de atracciones o como hotel, pero de sembrar se tiene que olvidar por completo. bueno eso le paso a la industria de la historieta, asi de simple y así de complicado.

“¡¡¡HAY QUE SALVARLAAAAA!!!……… (¿¿¿¿SALVAR QUE????)

Esa industria era notoria, muy visible, llenaba de material de lectura a niños, jovenes y viejos, al desaparecer paulatinamente los viejos ya desaparecieron, los jovenes se convirtieron en viejos con otro tipo de obligaciones y los niños de aquel entonces ahora son adultos de más de 30 años que se alimentan de la nostalgia de tiempos mejores, piden recuperar eso que ellos vivieron para mostrarselo a sus hijos, para recuperar su colección que una desconsiderada madre uso para el boiler, para rememorar aquellos tiempos donde la vida era más sencilla, pero en el estricto sentido de la palabra…. ¿SE PUEDE REGRESAR A ESA INDUSTRIA?

Posiblemente si repetimos el momento histórico, las condiciones particulares en las que se genero, las intenciones y trabajo de los que la conformaron, y el nivel socioeconómico de empresarios, artistas y lectores, se podría, pero todavía tendríamos que desaparecer los lectores digitales, el internet, los más de 400 canales de televisión disponibles, los estrenos continuos en el cine y un sinfín de distracciones más que ocupan el ocio del público, así que seamos realistas, pugnar por regresar una industria de la historieta es tan práctico y útil como querer tumbar la torre Eiffel a patadas,  YA NO EXISTE, se hundió por sus propias condicionantes y sistemas, ya no hay multitudes esperando cada semana la continuación de una historia y mucho menos las condiciones económicas que abaraten el producto.

OOOHHH ¿Y AHORA? ¿QUIEN PODRÁ DEFENDEEEERLAAA?

La historieta es un medio de comunicación , es un lenguaje, poco a poco se ha ido cobijando en la industria donde surgio, en la EDITORIAL, las novelas gráficas entran poco a poco en las editoriales, reacias en volver a recibir a la hija méndiga, que durante años gano mucho dinero pero ahora intenta regresar al hogar donde nació. Por otro lado se arrejunta con el nuevo gigante, con el internet, hace su hueco en este nuevo medio y va ganando adeptos poco a poco, alimenta al monstruo que amenaza a los sistemas de producción tradicionales y se adapta a sus condiciones, la historieta empieza de nuevo su camino, se adapta a diversos formatos, sobrevive a pesar de todo, existe, NUNCA ha dejado de existir desde su nacimiento, simplemente permanece a la espera de que sea el momento para volver a independizarse, nacerá con un nuevo rostro, un nuevo formato, un nuevo contenido, si genera o no una NUEVA industria será totalmente diferente a lo que las plañideras nostalgicas están pidiendo, no sabemos si habrá editoriales, no sabemos si habrá editores, no sabemos si habrá suficientes creadores dispuestos a responsabilizarse de su propio trabajo, ni siquiera sabemos si al público le seguirá interesando, No sabemos cuales serán los medios de distribución, ni siquiera existe un sistema adecuado para generar un negocio, hay muchas opiniones y teorias, casi todas ellas basadas en la especulación y el futurismo, algunas, muy pocas, en experiencias personales, que no tienen porqué ser funcionales a gran escala, pero se toman en cuenta, solo tenemos claro que hay que  intentarlo TODO.

Hay que publicar en la red y ser constantes, hay que generar público nuevo, hay que imprimir en libro, revista o periódico,hay que vender pdf´s o cbz, hay que generar nuevos productos, hay que generar personajes que gusten, hay que entender y manejar las redes sociales, hay que sobrevivir a una crisis tras otra, hay que estar pendientes del desarrollo tecnológico y adaptarse y sobre todo estar conscientes que existe una gran posibilidad de que no nos toque ver el resultado de todo esto.

No hay nada más divertido que descubrir día a día nuevas opciones, desarrollar nuevas ideas, el querer regresar muertos es una necedad que limita la creatividad y justifica hablar desde el fracaso. parafraseare a  René Franco: “Hablar desde el fracaso es seguro, solo hay que dejar de hacer y solito se da”, dejemos a esa industria en donde esta, NO VA A REGRESAR, hagan negocio ustedes, sean proactivos y generen su propio bienestar, si logran cumplir sus metas, si tienen éxito en lo que hacen, den por seguro que habrá otros que los sigan y cuando haya muchos negocios exitosos dedicados a lo mismo, entonces, Y SOLO ENTONCES hablemos de industria.

¡¡¡Aínos!!!

Share

Tags: ,

12 Comments on La increíble y triste historia de la cándida historieta y la industria desalmada

  1. [...] This post was mentioned on Twitter by Luis Gantus, Mexicómics, vicenterico art, Flash Stopper, Hunter and others. Hunter said: RT @gantusluis: La increíble y triste historia de la cándida historieta y la industria desalmada http://j.mp/fR4Ya3 Nuevo post en Esto e … [...]

  2. interezante wey,deverias escribir un libro hacerca del tema,seria un buen documento,saludos!

  3. Brocoleishon says:

    XD Este texto tiene dedicatoria hehehe por que no se la pusieron XD

    Pues siento que lo padre es que asi como en su momento entraron las fotonovelas que fue una combinacion de fotografos con historietistas, ahora se viene algo mas grande, el que un comic pueda tener interactividad, audio, animacion, efectos 3D y a ver que mas, nos lleva a fusionarnos con programadores, actores de doblaje, musicos, fotografos, animadores, expertos en redes sociales, desarrolladores web, y a saber que mas X),y como siempre veremos la manera de que sea negocio n_n y conforme mas entre la cuestion del dinero mas se estableceran las reglas de como se dara la industria, por eso creo tienen tanta libertad de momento los creadores de web comic, al no haber ingresos no hay obligaciones con el consumidor y da una libertad total, pero en lo personal en lo que ahorita trabajo le estan llamando video juego pero creo yo en realidad es inicio de esta fusion que se esta dando, en realidad es una aplicacion para facebook, que practicamente tiene el formato de un web comic, pero con intercactividad y ya le trabajamos uno a coca cola y estamos ya chambeando otro para telmex, por lo tanto ya esta dejando dinerito y por lo mismo esta definiendo reglas, como tiempo de entrega, sistema de trabajo, herramientas etc. Supongo que el siguiente paso sera incluir la parte voces y luego vendra la animacion y a ver que mas, ta muy interesante a ver si ya pronto les puedo rolar un link de lo que les estoy comentando
    Solo que a ver que nombre sale para estos frankis que estamos formando, Aplicacion de Face, web comic, interactivo, videojuego, app de cel o a ver que shingaos le queda de nombre XD no se y al rato que se mezcle mas vamos a terminar como en la musica diciendo que lo que hacemos es algo, indie electropop transmetalico con toques de glam XD

  4. Enrique R. says:

    Pues esta vez creo que usted tiene razón señor Gantús, la poderosa industria de la historieta no va a volver como era antes, puesto que en USA hasta la mismisima Marvel y DC bajan sus ventas de comic impreso mes a mes.

    PERO….

    Tampoco hay que descartar por completo el comic impreso porque sigue siendo una fuente válida de permanencia del comic, ya dependerá su exito de aquellos que en verdad sean originales y tengan calidad. Y por otra parte hay que analizar toda su relación con otros medios: internet, tv, cine, que es lo que su competencia está haciendo por si no se ha dado cuenta…

  5. Aaah, me trajo muy buenos recuerdos de mi infancia. Todos los domingos mis papas me llevaban a una libreria/revisteria y me daban 50 pesos (aveces 100!!) para comprarme historietas, cuando estaban entre 2.50 y 5 pesos, alla por los 90s. Me los devoraba en la semana y luego iba y conseguia nuevas. Aun tengo un buen de esas revistas y se las comparti a mi sobrina de 12 a;os hace un par de meses que anduvo aburrida en la casa de mis padres. No se si las leyo porque vivo lejos (se las preste por telefono =P), pero ojala le haya tocado hojear una parte feliz de mi infancia =)

  6. Vertebreaker says:

    Lamentable, claro, que ya no exista tanta publicación. Lo bueno es que la competencia férrea exige calidad y los beneficiados seremos los lectores, que no hemos de dejar que se pierda el arte por falta de interesados.

    Y así como salen de pronto locos que quieren hallar al Chupacabras, no falta el autoproclamado gurú que venga a enarbolar el estandarte de salvador de la tal industria y condenador de todos los demás como el juez de toda la maldad, jajaja. Totalmente “oscareable”. XD

  7. Pérez & Maldonado, S.A. says:

    Como ensayo, podría estar mejor. Como artículo, pasa. Como pedrada funcionaría bien, si te hubieras animado a aludir más claro al aludido de la Alteña.

    Pero ningún texto que cite a René Franco va a llegar lejos. Síguete esforzando…

  8. fcoesquivel says:

    Saludos, interesante compendio de la muerte anunciada, lenta pero irremediable, que sufrió la alguna vez una de las principales fuentes de entretenimiento que tuvimos los mexicanos. Como dibujante, o mejor dicho ex-dibujante de historietas, me tocó vivir los últimos espásmos agónicos de esta industria, y no eramos ciegos a mediados de los años 90 de los tiempos aciagos que estabamos viviendo todos los guionistas y dibujantes que haciamos antesala en las oficinas de los Flores (cualquiera de ellos), de Novedades y demás “editores”, buscando trabajo y uno que otro aventurado sin suerte -y de los menos- ofreciendo proyectos que no despertaron interés alguno; sencillamente eramos impontentes para remediar la situación, y quizás hasta pobres de ideas para lograr salvar lo insalvable.
    Tal vez el futuro ahora radique en los webcomics y en la Novelas gráficas, no creo que se logren los tirajes y beneficios que esta industria generó en sus mejores días, pero si, como bien dices, los autores apuestan por la calidad y nosotros los lectores no les damos la espalda, quízás algo bueno resulte después de todo.

  9. Alcibar says:

    ¡CON BASE EN!, ¡CON BASE EN!, ¡CON BASE EN!, ¡CON BASE EN!, ¡CON BASE EN!, ¡CON BASE EN!, ¡CON BASE EN!, ¡CON BASE EN!, ¡CON BASE EN!, ¡CON BASE EN!, ¡CON BASE EN!, ¡CON BASE EN!, ¡CON BASE EN!, ¡CON BASE EN!, ¡CON BASE EN!, ¡CON BASE EN!, ¡CON BASE EN!, ¡CON BASE EN!, ¡CON BASE EN!,

  10. I’m keen on the precious information you actually deliver for a articles. I’m going to take note of your own blog site look again in this article often. My business is very specified I shall be knowledgeable a great deal of brand-new information proper here! All the best . for!

  11. Attractive part of content. I simply stumbled upon your weblog and in accession capital to assert that I get in fact enjoyed account your weblog posts.
    Anyway I will be subscribing in your augment or even I
    success you get entry to constantly quickly.

Leave a Reply