Durante casí una década este medio se fue refugiando en sí mismo, aquellos que leían los comics de Novaro, procuraban no ser vistos leyendo comics, era considerado de niños, y ser víctima del escarnio estudiantil en la secundaria y en la prepa era la consecuencia de dicho gusto. a finales de los 80, la cadena de tiendas “Sanborn’s empezó a importar, de forma muy discreta, algunos comics en inglés, títulos como Punisher, Los X-men o Daredevil volvían a estar frente a nosotros; el estar al pendiente los jueves en la noche o viernes en la mañana, a un lado del anaquel donde se exhibían esas revistas, se convertía en una labor de cazador-presa, donde uno estaba al acecho del paquetito flejado que llegaba mezclado con revistas de automoviles, la GQ, revistas de música, y varias más, todas en inglés ( me imagino que habría fans de los autos y de la música en la misma posición que los comiqueros, eran tiempos pre-internet, y ese material era innaccesible para la mayoría), todos a la espera de que una navajita cortara el fleje, símbolo inequívoco de que era el momento de atacar. Esta dinámica se dió durante unos cuantos años hasta que aparecieron las primeras tiendas de comic en nuestro país ( Comics S.A. y Comicastle). Estaba todo listo para el gran boom: La muerte de Superman

deathofsuperman

La muerte de Supermán se convirtió en el detonador de un renovado ínteres por este medio, de repente todo mundo hablaba de él, las tiendas de comic aparecían de la nada, los reportajes y programas especiales en televisión, radio y revistas eran continúos, todo mundo quería tener en su poder los preciados comics de la Muerte del superboyscout, la multiportada de x-men #1 de Jim Lee, o el espectacularisisisisimo Spawn, la especulación empezaba a tender sus redes en el medio, y los huérfanos de Novaro se convirtieron en los adalides de dicho movimiento.

jimlee_xmen

La clase media encontró en dicho suceso un oasis, que le permitió retomar el gusto por la historieta, esta vez acompañada de un enfoque diferente, si cuando niños leer comics era un entretenimiento, en los noventa, se convirtió en la entrada directa de la globalización. El consumo del producto cambio, ahora la especulación, el comic de moda, el coleccionismo en aras de una remuneración económica a futuro, dominaban el mercado, este movimiento fue originado por un superhéroe, el primero de todos, el alfa del género, como era lógico, los metahumanos se convirtieron en los referentes obligados, todo giraba alrededor de ellos, hablar de comics era saber sobre los X-Men, el hombre araña, Batman y Supermán. Antes hablabamos de “cuentos”, ahora se les decía comics, antes leíamos desde La Zorra y el cuervo hasta Cuentos de Misterio, ahora los puestos se inundaban de comics con capas y mallas.

zor

Las vertientes en el medio eran variadas, algunos autores un poco más grandes y que habían entrado a trabajar al medio a finales de los 80, buscaban el comic de contenido, de divulgación, autores que al desaparecer Novaro, buscaron opciones en el comic europeo, la llegada de saldos de revistas europeas como CIMOC o El Víbora, generó una consciencia del comic de autor, de los derechos del artista, de las posibilidades del medio. Otros autores jovenes , que veían al comic como un placer culpable, entercados en la idea de ubicarlo como “un objeto cultural”, renegando de ese pasado infantil del que fueron “víctimas” y querían dignificarlo tratando de realizar o leer historias con “contenido”, un grupo más extenso de dibujantes que veían en la creación del “superhéroe” mexicano, la solución al “inmenso” problema que enfrentaba nuestro país en la generación de contenidos, otro que intentaba emular las revistas informativas americanas como la “wizard” o el  “Comic buyer’s guide”, pero eso sí, todos despreciabamos a esa historieta “popular” que no permitía el desarrollo de “nuevos” talentos, y empezaron a exigir a esas editoriales que la publicaban, que hicieran comics, que imprimieran lo que pensabamos era lo adecuado, que utilizaran su dinero en proyectos “independientes”, en el supuesto de que eso “era lo que vendía”, eramos huerfanos buscando a un nuevo padre, alguien que sustituyera a Novaro.

cdd765a1-779b-49d7-aa3c-9b1a228a7fcc

Eramos “descastados” exigiendo que se le diera a la clase media lo que por “derecho” le correspondía, no pensabamos en “Negocios”, era un “movimiento” era el momento de desquitarnos por ese desprecio a los que habíamos sido lectores durante años, era pedir que esa infantilización a la que nos sometieron durante años, llegara a su adolescencia, era nuestro momento de defendernos.. y en ese punto llegaron las convenciones.

conque1-copy

La CONQUE fue la primera en hacerlo de forma masiva y clara, (y puedo asegurar que quienes la organizaron fueron dos Huérfanos de Novaro), a partir de ahí empezaron a pulular este tipo de reuniones, se convirtieron en puntos de asistencia obligada para todo aquel involucrado en este medio. Les puedo asegurar que por la CONQUE pasaron TODOS los actores de esta opereta. se discutía, se presentaba y se ensalzaba a la historieta. Fue la cuna de muchos dibujantes, escritores, editores y “conocedores” del medio. En estos eventos surge el manga y agarra una fuerza que avasalla poco después, surgen los disfraces, los actores de doblaje, el comercio de “action figures” exclusivas, las “celebridades efímeras”, Junto con la MECYF aglutinan a miles de personas, el espejismo de la historieta era magníficado, todo mundo pensaba que eramos miles los lectores, que un comic independiente era lo más exitoso del momento, que las tiendas de comic eran la base de esta nueva industria, que teníamos lectores a borbotones, que era una nueva época de oro, hasta que en 2001, la burbuja reventó. (para mayor información leer “la ruptura del 2001″)

ComicCon09

Cuando acabo el “boom” nos dimos cuenta que seguimos “huérfanos”, pero ya eramos mayores, teníamos experiencia, pensabamos en otro tipo de prioridades, la esposa, los hijos, la renta, los gastos, nos habíamos convertido en “adultos”, el tiempo de la “lucha por un movimiento” se había acabado. El medio fue terreno fertíl para charlatanes y supuestos “expertos”, hablar de comic lo hacía cualquiera, se desinformo, se generalizó la idea de que el cómic son hombres con capas y mallas, las discusiones en la red se vovieron peroratas interminables tratando de justificar, de repente hubo más “críticos que realizadores”. Y todos ellos estableciendo las bases del comic en México en función a industrias como la francesa, japonesa y, principalmente, la americana, todo mundo decía tener la piedra filosofal que otorga la respuesta a todo, nadie hacía todo se deshacía.

Sin embargo, nuestra necesidad de rescatar a ese “padre” que se había ido, nos mantenía con un ojo puesto en el medio, de repente aparece una nueva generación, nuevos dibujantes que no nacieron con el estigma de Novaro, que vivieron el boom en su niñez o adolescencia y que tienen a su alcance nuevos medios de difusión, para ellos “publicar” no representaba hacerlo en papel, tener lectores no era labor de andar de evento en evento, los “vicios editoriales” podían ser evitados, el Internet era su nueva ventana al mundo, y nada lo limitaba. Era esa clase media otra vez, esa que tenía acceso a las nuevas tecnologías, que tenía computadora en su casa, que aprendió a usar esos programas de diseño, que ve al comic como un lenguaje, no como papel.

webcomic

Algunos de estos “huérfanos” con su espiritú infantil en busca de descubrir nuevas cosas cada día, se habían mantenido al tanto en la innovación tecnológica, el internet se había convertido en su fuente inagotable de contenido e información, y el punto de contacto con otros lectores, las historias que contabamos empezaron a ser permanentes en sitios y blogs y los autores encontraron en el webcomic el sustituto a la tinta y al papel, al editor o a los impresores. empezó una nueva etapa, había que arrancar de nuevo, muchos dijeron que “mejor no”, otros están “picando piedra” pero la unión de los “huerfanos de Novaro” con los “Hijos del pixel” empieza a contar una nueva historia alrededor de un lenguaje común: el comic

¡¡Aínos!!!

P.D. Para los que se pregunten cual fue la parte de Caligrama en esta historia, les recuerdo que Caligrama regreso el “Tamaño Colibrí” de Novaro con sus publicaciones :)

Share

Tags: ,

16 Comments on Los huerfanos de Novaro (Parte 3 y última)

  1. JorgeNMz says:

    Pues en verdad que nos tocó vivir toda una transición. Yo solía leer los “cuentitos” estos de Disney, aunque mi mamá tenía los suyos “de sus tiempos” que eventualmente leí, como Archie, La Pequeña Lulú y Katty la Oruga. Y pues sí, ahora leo puro webcomic. Buenos artículos.

  2. Con mis casi 35 añotes pues me tocó todo esto… °_° Y ya no comento mas porque luego se me enojan en el feis buk…

  3. SDex says:

    Esos cuentitos de spiderman que eran como en papel periodico eran de Novaro? mis primeros cuentitos fueron los de McFarsas de Spiderman, tambien me toco todo lo de La muerte de superman y la caida del murcielago y la ultimas 2 Conques, no se si sere de los huerfanos o la nueva oleada de pichones, haha!
    Porcierto buenos ultimos post, hace much que no habia leido algo que de verdad me interesara…

  4. V.V. says:

    Qué rapidez para secuenciar tantas imágenes en un lapso temporal tan breve. Si, me acuerdo que en la niñez, a los cinco o seis años no me gustaba Batman (¡Sacrilegio!) porque los colores no eran tan luminosos como los de La zorra y el cuervo, Lorenzo y Pepita, o incluso el Hombre Araña. Me gustaba más Gwen Stacy que Mary Jane por la bandana y las botas. Creo que era fetichista a muy temprana edad. Leí episodios de Susy antes que Cumbres Borrascosas o Madame Bovary…

    Y también iba al Sanborns a hojear primero y con el tiempo a leer también los comics importados. No los compraba, era prohibitivo para mí. obtuve algunos Creepy, Metal Hurlant, Cimoc y Heavy Metal en la lagunilla.
    Coleccionaba Conan y años más tarde, cuando ya no se publicaba y en una urgencia monetaria los vendí todos a un estudiante de la UAM Iztapalapa…

    Claro, ahora hay que pagar la renta, el internet, la luz, pasajes de avión y autobuses con la DD, créditos, vivir pues. Y acortar el tiempo de lecturas “no serias” en función de compromisos, lecturas “serias”, chamba, etc.
    Por eso me viene a modo el webcómic, que no tienes que buscar en los puestos, ni te genera un enorme archivo físico en un departamento pequeño, ni guarda polvo. Tuve un chingo de comics, cuentos, revistas. Ya no. Solo viven en mi cabeza y de pronto sé que eran reales porque alguien más también los recuerda. Justo como ahora.
    Saludos Gantús, es bueno ver que como todos los lenguajes, el gráfico también evoluciona para seguir vivo. Y más bueno resulta ser partícipe del cambio.

  5. Excelente texto, Luis, en las tres partes me pareció un tema muy bien llevado y más porque me hiciste ubicar muchas cosas del contexto. Gracias.

  6. Beto says:

    Existe un elemento adicional en todo lo que mencionas, el ser humano por naturaleza busca identificarse en un grupo con características similares a el, y es hasta la importación de los comics de samborns que el lector de comics toma conciencia de grupo, aunque esa particular característica se empezaba a notar en la sociedad ya con los lectores de videorisa, karmatrón y contemporáneos, no es sino hasta que comienza la importación de los comics de samborn’s que se pueden identificar ya los primeros brotes de este nuevo grupo social.

    Quizá lo que haya generado esa identidad de grupo es que los comics estaban en ingles o que nos dimos cuenta que el “cuentito” tenía valor de reventa, lo que dotaría a este nuevo grupo de la conformación de elite que necesitaba. De una u otra forma se generó otra característica que distingue al comic, su coleccionabilidad.

    Aunque con el tiempo nos daríamos cuenta que ese precio de reventa era un mito, que pocos eran los números que realmente subían de precio en términos reales, la característica estaba dada, el lector de comics a diferencia del lector de historietas sabe perfectamente que esta adquiriendo un comic, no simplemente adquiere lectura y entretenimiento sino que busca el elemento que lo distingue y a la vez lo identifica con sus correligionarios.

    Actualmente los que fuimos lectores de comics con el boom de los noventas hemos crecido y dejado el estandarte a otras generaciones con características muy distintas a las que en su momento nos generaron.

  7. FerGil says:

    Luis, gracias por esta serie de posts. A ratos uno no sabe ni cómo fue que pasó todo aquello, aunque lo hayamos vivido. Me encantó ver la “big picture”, como dicen. Síguele a la chamba de arqueo-comic-logía.

  8. elmudolb says:

    muy buena recapitulacion Gantus.
    Aca en Mty la “revolucion” tmb empezo en un Samborns, jaja ahi conoci al Campillo vendiendo comics de contrabando a la bandera. Hasta ese momento (mis tiernos 18 años) no habia conocido a nadie que gustara de esta pasion comiqueril como yo.
    El resto es historia.

  9. Fraga says:

    Si, Editorial Novaro marcó mi infancia. Aprendí a leer con aquellos cómics. La zorra y el cuervo, imperdible. Chiricuto, Lorenzo y pepita. De los mexicano recuerdo, aparte de Kaliman, Hermerlinda o Aniceto, al heroe fantastico Batú ¿lo recuerdas, Gantús? con el inseparable Otijo (ojito, al revés). Eran los buenos tiempos. Buenos y baratos tiempos.

  10. Luis Ruiz says:

    El boom del comic, la muerte se Superman como tal no lo vivi, pero me da la impresión que el verdadero boom o al menos el factor decisivo para el surgimiento de los comics de superheroes en México es el estreno de las series animadas de X-men y Spiderman en los 90s, con estas series el comic se masifico a muchos que no coleccionabamos comics. Surgio Marvel México y luego el boom de los comics con Vid.

    Lo de la historieta mexicana ya es otra historia…

    Respecto a los webcomics primero hay que ver su proceso de consolidación ya que tiene que ser rentable, porque es muy bonito hacer webcomics “por amor al noveno arte” pero si no registras ingresos por hacerlo pues eso desalienta mucho, este caso es parecido a la situación de los diarios…

  11. KUMIKER says:

    Hay que bonito final para este articulo tan chingon que se ha aventao don Gantus :D
    Seeee…apoyo lo que dijo Sdex…que hay de los personajes que nos kedamos entre la onda Vid/Novaro y todo eso y la revolucion del pixel, hay ahi mucho que contar de esto :D

  12. The Chakman says:

    Quien dijera que una cadena como Sanborns vino a nutrir a tanto adicto al comic americano y europeo, aca en Morelia a veces llegaban los martes los comics al mediodia y ahi estaba salandome clases con tal de apartar el comic que coleccionaba, tiempos en que MARVEL empezo con sus mil y un efectos de portadas (y fue en un Sanborns donde consegui el Silver Surfer 50 el comic con el que empezo la moda de portadas adornadas), tras leer varios de los comentarios me doy cuenta que ya no solo existimos Los Huerfanos de Novaro, ya hay Huerfanos de Vid de los 80´s, Huerfanos de Novedades Editores, Huerfanos de Marvel Mexico, Huerfanos de Vid de los 90´s……… y los que vienen que ojala no sean mas de una nueva genracion huerfana por decada, en cuanto al WebComic solo el tiempo lo dira, en lo personal no me gusta estar leyendo frente al monitor, pero…. el cambio en el medio y el mundo es constante asi que, que la ultima palabra la tenga el cacaro…..
    Saludos……

  13. Excelente sitio web, siempre que encuentro articulos relacionados al comic clasico mexicano me remonto al pasado, que epocas cuando eramos niños.
    los invito a visitar mi pagina web
    http://www.kingdomcomics.org
    donde hago una revision a los comics clasicos de novaro, prensa y demas editoriales
    saludos

  14. PEDRO VERGARA says:

    Qué magníficas entregas!!!
    Muy buena la explicación de porqué somos “Huérfanos de Novaro”.Gracias a la tecnología actual tambien podemos leer NOVARO en la web (visitar:
    http://www.n-o-v-a-r-o.blogspot.com ) y volver a disfrutar de aquellas historietas que algunas vez leímos cuando niños y recordar y porqué no? revivir esos gratos momentos de inocencia en donde no teníamos que preocuparnos de los gastos, de pagar la luz, el teléfono, el agua, ni de leer mangas (sorry, pero lo detesto!!!)
    Visiten el sitio, lean las historietas y escriban su opinión debajo de cada comic leido. Gracias una vez más por este excelente artículo de tres partes que revive el legado imperecible de EDITORIAL NOVARO en nuestro pais y en el mundo que habla nuestro idioma.

  15. Productor says:

    Esta muy bien la memoria, aunque les faltó mencionar el programa de radio “COMICS” que se transmitía a nivel nacional a través de Cadena Rasa (En el DF se escuchaba por Radio 6.20) Y en el cual se tenian comentarios, recreaciones, entrevistas a dibujantes, trivias, premios…

Leave a Reply